Saltear al contenido principal
¿Deporte En El Gimnasio O Al Aire Libre?

¿Deporte en el gimnasio o al aire libre?

Muchos de vosotros practicáis deporte a menudo, seguro que algunos todos los días, y queremos saber en qué ambientes preferís hacerlo. ¿Sois de deporte en el gimnasio o al aire libre? Para ello vamos a hablar de cada ambiente para aquellos que tenéis en mente empezar y no tenéis claro dónde. ¡Vamos pues!

Salir a correr por el parque, ir en bici por caminos o asfalto, escalar en la montaña, hacer trekking por un sendero… suena fantástico, ¿no?. Hacer deporte al aire libre tiene muchas ventajas: respiramos aire puro, nos sentimos más libres y en contacto con la naturaleza, los espacios verdes nos dan vitalidad. En definitiva todo esto tiene un impacto positivo en nuestro organismo. Sin embargo, el espacio abierto nos condiciona. ¿Llueve? ¿Ya es de noche? ¿Hace demasiado frío o demasiado calor para salir? Esto nos restringe las horas disponibles para hacer deporte, mientras que en el gimnasio podemos ir siempre que queramos. La temperatura y condiciones climáticas del edificio serán siempre -o casi siempre- las mismas. En cambio, salir al aire libre propicia que recibamos la vitamina D, ¡y que nos pongamos morenos en verano!

Salir a la calle para hacer ejercicio es como ver una película diferente todos los días. Aparte de poder cambiar de ruta a menudo, si hacemos la misma podemos observar, por ejemplo, la evolución del color en los árboles, de verde a amarillo pasando por rojos y marrones hasta que se caen las hojas. Suena bonito, ¿no? En cambio, en el gimnasio, sí que puede variar la gente, pero el resto es todos los días lo mismo.

El gimnasio no es más que un centro donde hay concentrados muchos deportes: ejercicios aeróbicos, tonificación, clases de zumba, spinning, cinta de correr. Así tenemos la posibilidad de dedicar unos minutos a cada uno de manera que ejercitamos distintos músculos y partes de nuestro cuerpo en un mismo día. Además, las máquinas y las instalaciones en sí están específicamente pensadas para ello, al igual que los técnicos que allí trabajan y que pueden echarte una mano a la hora de planificar tu entrenamiento. Pese a todo, aquí podríamos hablar del inconveniente más grande del gimnasio dependiendo de su tamaño. ¿Os ha pasado que habéis ido al gimnasio y la máquina que queréis hacer siempre está ocupada?

Y por último, una de las mayores diferencias es ¿os habéis dado cuenta? Pues claro, ¡el precio! Ir al gimnasio significa pagar una cuota todos los meses. Mientras que salir a correr, en bici, montaña o cualquier deporte al aire libre es simplemente gratis.

Desde Sportlast os recomendamos que practiquéis deporte allí donde os sintáis más cómodos, ya sea en el gimnasio, al aire libre o una combinación de ambos, que también sería una buena opción.

¿Y vosotros? ¿Sois de gimnasio, aire libre o de los dos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
Volver arriba