Saltear al contenido principal
Recomendaciones Para Hacer Deporte En La Noche

Recomendaciones para hacer deporte en la noche

¿Eres de hacer deporte por la mañana o por la noche? ¿Antes o después de ir a trabajar? La verdad no hay una fórmula que diga cuándo es el mejor momento. Cada uno lo adapta a su rutina y vida familiar o laboral. De la misma manera, existen ventajas e inconvenientes en ambas partes. Lo que sí es cierto es que hay que tomar algunas medidas de precaución a la hora de hacer deporte por la noche. La falta de visibilidad y el cambio de temperatura podrían afectar nuestra rutina deportiva.

La mayor precaución que debes tomar, como siempre que se sale a hacer deporte, es avisar a alguien a dónde vas y cuánto vas a tardar aproximadamente. Puede ser un vecino, un familiar, un amigo. De esta forma si te pasara algo ya sabrían donde buscarte.

Depende de donde vivas, quizás quieras considerar la opción de evitar algunas calles o barrios. Esto ya es personal y si te sientes segur@ o no. Usa tu criterio y decide. Piensa que si sales todos los días por los mismos sitios y a la misma hora es fácil que alguien te siga la pista. Para ello, te recomendamos que cambies tu ruta y la planifiques antes de salir de casa. Aprovecha para marcarte objetivos y controla más tu entrenamiento si así lo deseas.

Si practicas deporte por zonas donde pueden circular vehículos, es de vital importancia que uses equipación reflectante, ya sea en tu ropa, calzado o con accesorios en tu bici. Ten en cuenta que la temperatura va bajando y debes ir con la ropa adecuada.

La alimentación es un tema importante y, aunque existe diversidad de opiniones, los expertos recomiendan cenar temprano y descansar un tiempo prudencial antes de salir a hacer deporte por la noche. Dependerá de la pesadez de la comida, pero recuerda que debes relajarte unas 2 horas después de hacer ejercicio para acostarte. El ejercicio estimula el organismo y no te entrará sueño hasta pasado este tiempo. Así pues, sería: cenar un poquito, salir a hacer deporte, ducha tibia, relajarte durante hora y media – dos horas y a dormir. ¿Suena bien, no?

Por esa misma razón, es aconsejable que lo dejes todo listo antes de salir, que sólo tengas que cenar y relajarte. Será el símbolo del fin de tu jornada laboral y eso, junto a la práctica deportiva, harán bajar tus niveles de estrés.

Y por último, a todos nos encanta entrenarnos con los auriculares puestos. Cuidado con el volumen. No te decimos que no los uses, pero sí que el volumen esté a un nivel que te permita oír un coche que te pita o alguien que te advierta de algo.

Y tú, ¿qué precauciones tomas a la hora de salir a hacer deporte por la noche?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
Volver arriba